Seguidores

sábado, 27 de agosto de 2011

Una promesa.

-Yo te prometo que estaré contigo siempre si tu  no te vas lejos de mí.
-Te lo prometo.
Poco a poco esa promesa se fue rompiendo, se veían menos, no se dedicaban la misma cantidad de besos, caricias, te quieros.

-¿Pero y nuestra promesa?
-No todas las promesas se cumplen, por ejemplo esta.
-Entonces, ¿ se acabo?
-Si.
Y una chica más lloraba por la calles de París.

No hay comentarios:

Publicar un comentario